Más
Carrito 0

Qué comer cuando no tienes nada

Publicado por Olivia Blanco en

Hoy he tenido un día de esos en los que sientes que no te apetece cocinar, y que de todas formas no tienes nada que comer en casa. Uno de esos días en los que si hubiera algo de comida rápida/basura en mi casa, habría tirado sin dudarlo de ella. 

La gracia, es que sólo 15 minutos después de sentirme de esta manera, me he sentado a la mesa y he comido fenomenal. 

¿Cómo es posible?

Con una nevera y despensa en las que puedo encontrar alimentos que me ayudan a convertir las sobras de la cena de hace dos noches, en un almuerzo envidiable. Una despensa en la que no hay ni patatas fritas, ni pizzas y otros congelados, ni ningún otro "por si acaso" o "para las visitas". 


Hoy mi comida ha sido una ensalada de quinoa con zanahorias, pepino, aguacate, cebolla encurtida y aceitunas. 

Tener una despensa super organizada, y planear comidas tipo batch cooking me encantaría, pero la realidad es que no estoy en un momento de mi vida en el que me siento capaz de hacerlo, no se si alguna vez llegaré a él, la verdad. Sin embargo sí tengo mis básicos con los que puedo crear una comida saludable incluso en días en los que "no tengo nada en la nevera".

La hora de la compra

Antes de salir a hacer la compra semanal tengo dos comidas/cenas grandes en mente- normalmente incluyen algún tipo de carne (no pescado porque mi hijo es alérgico), y una o dos recetas específicas que quiero elaborar- por ejemplo un bizcocho para meriendas- para las que compro ingredientes específicos, verdura y fruta fresca y de temporada, hierbas aromáticas, y mis básicos.

Con esto tengo para dos noches y un par de meriendas aseguradas. El resto de la semana voy tirando de mi lista de básicos y restos de lo que he comprado (cocinados o no). Por ejemplo, si he comprado cilantro para hacer guacamole, lo que me sobre, lo utilizo con caldo para hacer una sopa de inspiración mexicana otro día de la semana. Hay algunas semanas que necesito volver al mercado a por algún que otro ingrediente, pero intento ir una o dos veces por semana nada más. 

Abajo te dejo una lista de lo que siempre tengo en mi despensa y nevera, ninguna de ellas especialmente grandes, por cierto, y que me han aportado cientos de comidas inesperadas, ricas y saludables. Entre estas comidas están lentejas, Buddha Bowls, gachas de avena, arroz con legumbres, ensaladas y sopas. 

Siempre en mi nevera

  • Zanahorias
  • Encurtidos- me gusta el chucrut, la remolacha y las cebollas encurtidas. Yo los hago en casa, pero los puedes encontrar ya hechos y de calidad.
  • Verdura de hoja verde
  • Brócoli
  • Mantequilla de cacahuete o almendras
  • Huevos
  • Aceitunas verdes y negras
  • Espinacas (en el congelador)

Siempre en la despensa

  • Avena en copos
  • Arroz integral
  • Quinoa
  • Harina de almendras
  • Harina de arroz intergral
  • Lentejas secas
  • Legumbres en tarro de cristal
  • Frutos secos (almendras, avellanas y nueces son mis favoritos)
  • Semillas (pipas de girasol, chía)
  • Pasta integral
  • Pan de germinados (para mis hijos)
  • Salsa de tomate (sólo tomates) en tarro de cristal
  • Leche vegetal
  • Plátanos
  • Manzanas
  • Cebollas
  • Ajo
  • Aceite de Oliva
  • Sal y pimienta

Nota: Los alimentos envasados- aceitunas, tomate, legumbres- son saludables siempre y cuando sus ingredientes lo sean. Es muy diferente hacer una salsa de tomate con una lata de tomates triturados en la que los tomates y la sal son los únicos ingredientes, a tomarte salsa de tomate enlatada que contiene, azúcar un un montón de conservantes. Presta atención a las listas de ingredientes, y harás que tus comidas son mucho más saludables.  


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados