Seis Usos de la Manteca de Karité

Publicado por Olivia Blanco en

La Manteca de Karité siempre me ha gustado como ingrediente. Recuerdo que antes de tener nuestra marca de cosmética Esencia Verde, veía cremas corporales con karité y me gustaba que eran cremosas, además de nutritivas- la manteca de karité tiene vitaminas A y E, además de tener un contenido graso muy alto. 

Desde que sacamos nuestra propia Manteca de Karité, y he empezado a usarla como ingrediente único, le he encontrado un montón de usos que desconocía, y que están haciendo de este producto uno de mis favoritos- y con diferencia. 

Supongo que ya sabéis que a mi me gustan los productos multiusos, soy una persona sencilla, no me gusta ni gastarme mucho dinero ni tener un montón de cosas en casa- y menos en el baño donde no tengo el espacio para guardarlos bien.

Estos son los usos que a mi más me gustan de la Manteca de Karité:

1- Protector labial: aunque llevarme el bote en el bolso no es cómodo ni eficiente, sí me gusta usarlo por la mañana y por la noche como protector y nutritivo para los labios. Un poquito es suficiente para que mis labios estén nutridos, sin sensación grasa, ya que la manteca de karité se absorbe muy rápidamente, y no tengo que pensar en protectores labiales el resto del día. 

2- Crema de manos: Lavarme las manos a menudo es parte de mi día a día, y por ello, mis manos acaban secas y tirantes, y la piel fina y cortada. Desde que uso manteca de karité en mis manos- y no lo hago todos los días- noto que tengo la piel de las manos más elástica y saludable, además tengo las cutículas más suaves. Este invierno no se me han hecho cortes del frío ni padrastros, como me suele pasar, y además mis amigas han comentado lo hidratadas que se ven mis manos. 

3- Crema de pies: Llega la temporada de sandalias, y mis pies nunca están preparados. Ahora unto manteca de karité bien en los pies cuando me hago pedicuras en casa, y noto que tengo las durezas de los talones mucho mejor, y en sandalias, los pies se ven cuidados. 

4- Aftersun: Este es un descubrimiento reciente. Tras un largo día en la playa en el que a pesar de cremas y camisetas con protección solar mis hijos acabaron con la piel de la espalda enrojecida, la manteca de karité, utilizada como Aftersun, les dejó la piel nutrida. Normalmente uso gel de aloe vera, y para pieles quemadas, seguiré usándolo puesto que aparte e nutrir y calmar, refresca y es fácil de extender, mientras que la manteca de karité lleva tiempo untarla y puede resultar molesto o doloroso. Sin embargo, ponerla en la piel tras un día de sol- pero sin quemaduras- me ha parecido genial. 

5- Puntas abiertas/Cera fijadora: Puedes utilizar aceite de coco o de argán en las puntas para cerrarlas temporalmente y nutrirlas, dándoles un aspecto de salud, pero para mi, un pelín de manteca de karité en las puntas da la grasa suficiente para dar brillo, y algo de peso para mantener el peinado, sin que deje el pelo graso después. 

6- Irritaciones de la piel: Cuando tienes un catarro y acabas con la nariz y la parte superior del labio cortados no he encontrado mejor salve, que la manteca de karité. Nutre la piel, la cura y protege. Simplemente maravillosa. 

La textura de la manteca de karité es muy suave, pero es sin duda más sólida a temperatura ambiente que el aceite de coco, y no se derrite tan fácilmente al contacto con el cuerpo, lo que la hace que haya que untarla bien- lleva algo de trabajo. 

Sin embargo una vez bien untada, no deja sensación grasa ya que se absorbe muy rápidamente, y es completamente ligera tanto en la sensación de las manos como en los labios. 

Aunque yo no lo he hecho, la Manteca de Karité se puede usar también como base para hacer cosméticos DIY- específicamente cremas y labiales. 

¿Cómo usas tu la manteca de karité? 

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados