Más
Carrito 0

El Porqué de las Enzimas Digestivas

Publicado por Olivia Blanco en

El cuerpo produce naturalmente enzimas digestivas, proteínas que participan en la digestión de los alimentos, siendo catalizadoras de las reacciones químicas necesarias para el proceso digestivo.

Cuando empezamos a comer, la masticación señala al cerebro que es momento de utilizar las diferentes enzimas, que vienen del hígado, el páncreas y la vesícula biliar al intestino para 'romper' las moléculas y hacerlas más fáciles de asimilar.

Hay diferentes tipos de enzimas, como la amilasa, la lipasa y la lactasa, que actúan sobre diferentes tipos de alimentos (almidones y azúcares, grasas, lactosa respectivamente) y en diferentes partes del sistema digestivo, desde la boca hasta la parte baja del intestino delgado.

Aunque el cuerpo produce enzimas digestivas de manera natural, muchas personas tienen menos de las necesarias, por lo que las digestiones se hacen más difíciles, dándose así síntomas como flatulencia, hinchazón en el vientre, estreñimiento ocasional y malestar estomacal. 

A partir de los 40 años el cuerpo comienza a producir menos enzimas digestivas, pero además otros factores, como tomar comida procesada, los pesticidas en los alimentos, y químicos en el agua que bebemos pueden contribuir a la disminución de las enzimas en nuestro cuerpo. 

Afortunadamente hay alimentos y cambios de estilo de vida que nos pueden ayudar a aumentar el número de enzimas digestivas, y con ello mejora la digestión de la comida, aliviando el malestar que producen las malas digestiones, además de manteniéndonos más sanos durante más tiempo. 

Alimentos Digestivos: Frutas como la papaya, el mango, la piña, el kiwi, las uvas y el melón, así como los fermentos sin pasteurizar como el kéfir o el chucrut nos aportan enzimas digestivas. Importante es que estos alimentos sean de origen ecológico y estén crudos. 

Masticar Bien: Aunque se nos olvide, la masticación es la primera parte de la digestión. Además, es con la masticación con lo que el cuerpo señala al cerebro que es momento de utilizar las enzimas digestivas. Come sin prisa, toma bocados pequeños y masticando hasta que la comida esté realmente hecha pasta. Si tomas sopa o batidos asegúrate que les añades algo crujiente para forzar la masticación.

Empieza la comida con alimentos crudos: Mas allá del movimiento de la comida raw, cruda, empezar las comidas con una ensalada apoyará la producción de enzimas digestivas. 

Suplementos: Si tienes síntomas de falta de enzimas (malestar estomacal, flatulencia, hinchazón) o tienes más de 40 años, toma un suplemento de enzimas o Digest Aloe, un suplemento de enzimas con Aloe Vera, Manzanilla, Piña, Papaína y Bromelaína. 

 

Este artículo ha sido elaborado en parte utilizando información del Dr. Mercola y de la Weston A Price Foundation

Esta información es de carácter orientativo y en ningún caso reemplaza la consulta con su médico. 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados