Cómo Tratar la Gota Naturalmente

Publicado por Olivia Blanco en

Si sufres gota- niveles elevados de ácido úrico en sangre, que se cristaliza en las articulaciones-  o vives con alguien que la padece, sabes que el dolor de un ataque es indescriptible.

Empieza de repente y va en aumento hasta que no puedes hacer nada, ni moverte, ni taparte con una sábana, ni dormir, ni dejar de pensar en la articulación que en ese momento esté afectada. La gota, por suerte, es en la mayoría de los casos una enfermedad cuyos ataques se pueden prevenir.

A parte del seguimiento que tu y tu especialista queráis darle a esta enfermedad, puedes hacer un cambio en tu alimentación y estilo de vida que favorezca tu salud y disminuya notablemente el nivel de ácido úrico en sangre, eliminando o reduciendo la intensidad y frecuencia de los ataques. 

Según la Clínica Mayo en Estados Unidos, mantener un peso saludable, beber agua, comer alimentos bajos en purinas y no consumir alcohol son las pautas para la prevención.

En este post te contamos los cambios de estilo de vida que en mi casa hemos visto que reducen la intensidad, duración y frecuencia de los ataques de gota naturalmente. 

Aunque la gota es muy dolorosa y puede tener repercusiones de salud muy serias, en mi casa el segundo ataque de gota fue el aviso que necesitábamos para tomar las riendas de la salud de mi marido. Desde ese segundo ataque hace 4 años, ha tenido sólo uno más, pero además ha bajado de peso notablemente, está más fuerte, tiene más energía, es más feliz y tiene mucha más auto-estima al encontrarse mejor consigo. 

Te contamos todo lo que hemos aprendido en los últimos cuatro años:

Si estás en medio de un ataque de gota
Los ataques de gota suelen durar 2 o 3 días, aunque si no cambias tu estilo de vida durante esos días, puede durar muchos más. (El dolor del daño causado a la articulación por la acumulación de cristales de ácido úrico puede durar más de una semana más.) 

  • Al levantarte bebe un baso de agua templada con medio limón recién exprimido: para alcalinizar tu cuerpo
  • Bebe mucha agua durante el día: para ayudar eliminar el exceso de ácido úrico a través de la orina.
  • Elimina por completo la carne roja, los mariscos y las legumbres: porque tienen niveles altos de purinas, que elevan el ácido úrico 
  • Reduce o elimina los cereales como el arroz, pasta, pan etc., sobre todo refinados: porque elevan el azúcar en sangre y con ello la insulina de tu cuerpo y los niveles de ácido úrico
  • Elimina por completo los zumos, los refrescos, el azúcar y el alcohol: porque elevan el azúcar en sangre y con ello la insulina de tu cuerpo y los niveles de ácido úrico
  • Come verdura, excepto las espinacas, y toma huevos de manera moderada. 
  • Toma un suplemento de fibrapara reducir los niveles de insulina y ayudar al sistema digestivo a eliminar más eficazmente
  • Ponte un ungüento de cúrcuma sobre la zona afectada: para ayudar a disolver el ácido úrico cristalizado y aliviar el dolor
  • Toma un suplemento de vitamina C, puede ser en pastillas o en forma de jugo de cereza o extracto de saucopara bajar los niveles de ácido úrico
  • Evita el ejercicio hasta que se te pase el dolor por completo: para no hacer más daño a la zona afectada


Prevenir nuevos ataques
Una vez se te pase el ataque, deberás pensar bien cómo vas a cuidarte para prevenir ataques futuros. La gota no solo es muy dolorosa cuando tienes ataques, si no que cada ataque daña la articulación afectada pudiendo destruirla. La gota crónica- recurrente- puede afectar a más de una articulación a la vez. Tras años de padecer gota, sin tratarse, se pueden presentar tofos, que son nudos en las articulaciones que cada vez que el ácido úrico esté elevado dolerán. Además la gota está ligada a otros problemas como la diabetes, los problemas cardiovasculares y el síndrome metabólico. Si tienes gota, tu cuerpo te está diciendo que tienes que cambiar tu estilo de vida. 

  • Pierde peso: Haz tres comidas saludables al día. Un buen desayuno, una comida moderada, y una cena ligera es una forma de conseguirlo, pero puedes consultar con un buen nutricionista que base tu alimentación en comida real y basada en plantas, para que te ayude a cambiar tu alimentación, que no a hacer dieta. 
  • Comienza a hacer ejercicio: y si ya lo haces, cambia la rutina para que tu cuerpo siga quemando calorías eficientemente. Una combinación de ejercicio cardiovascular (como correr), entrenamiento de fuerza (como levantar pesas) y estiramientos (como yoga o pilates) es muy equilibrado, pero escoge actividades que te gusten, para que puedas mantener una vida activa. 
  • Cambia tu dieta: Los alimentos que más purinas tienen son la carne roja, los mariscos, las legumbres (sin remojar)*, la cerveza y entre las verduras las espinacas y setas. De momento, diles adiós a todos, por lo menos hasta que tengas la situación bajo control. Cuando tengas la gota bajo control, puedes introducir con moderación. La cerveza, sin embargo, es especialmente contraindicada. 
*Si remojas las legumbres durante 8-12 horas y las cueces en agua limpia, puedes tomarlas, puesto que al germinar, las purinas se consumen 
  • Elimina el azúcar y limita la fructosa: El azúcar refinada y la fructosa contribuyen a la obesidad y la diabetes, que contribuyen a la gota. Ambas además elevan los niveles de insulina en la sangre, y ésta el ácido úrico. La fructosa, además, inhibe la normal eliminación de ácido úrico
  • Toma más fibra: La fibra te va a ayudar a bajar de peso, puesto que te sacia, pero además ayuda al sistema digestivo a eliminar deshechos de manera más fácil y eficaz. Las fibras gruesas, como el physillium con cascarilla, además limpian el colon.
  • Añade cerezas y fresas a tu dieta: Ambas frutas pueden ayudar a reducir los niveles de ácido úrico en la sangre. Las mejores son biológicas y de temporada. El resto del año, puedes tomar extracto de cereza en suplemento 
  • Bebe agua: Por muy aburrido que parezca, la mejor bebida es el agua, sobre todo si tienes gota. Deja el vino, la cerveza y los refrescos.
  • Toma suplementos: El aceite de pescado ayuda a regular el colesterol- sube el bueno, baja el malo, la vitamina C reduce los niveles de ácido úrico en sangre, y las enzimas digestivas te ayudan a procesar mejor la comida.
  • Elimina completamente el sirope de maíz alto en fructosa, presente en muchísimos productos industriales, entre ellos el pan y la bollería. 
  • Vigila los medicamentos: Algunos medicamentos pueden contribuir a los niveles de ácido úrico en la sangre, o impedir la correcta eliminación del ácido úrico. Pregunta a tu médico si un cambio de estilo de vida puede ayudarte a eliminar alguna o todas tus medicaciones.


Mantenimiento 
Una vez tengas los niveles de ácido úrico completamente bajo control podrás salir de tu dieta más extricta, pero recuerda siempre que el problema lo tienes, y que cuidarte para evitar futuros ataques así como problemas más serios a medio y largo plazo es imperativo. Ten en mente que todos nos tenemos que cuidar por una razón u otra, y es nuestra decisión hacerlo o no. 

  • Se cauto con lo que comes: Si quieres tomar un postre para celebrar un cumpleaños, por ejemplo, asegúrate que ese día tus comidas sean más ligeras y bajas en azúcar y purinas. Haz ejercicio para regular los niveles de insulina. 
  • Come y bebe calidad, no cantidad: Busca ingredientes de calidad- ya hablemos de carne, pastelería o verduras. Los productos de calidad saben mejor y sacian mucho más. 
  • Disfruta de tu salud: Cuidarse no es fácil, sobre todo cuando estamos rodeados de personas que no se cuidan, pero la salud es maravillosa. Aprovecha que la tienes y haz todo lo que quieres hacer en tu vida. 

Una nota sobre el estrés

El estrés puede favorecer los ataques de gota. No siempre es posible controlar las situaciones que provocan estrés, pero si es posible gestionarlo. Tómate el tiempo que necesitas para meditar, hacer ejercicio o realizar aquellas actividades que te relajen, y haz más hincapié en conseguir dormir las horas que necesitas. 

***

 

Esta información es orientativa y en ningún caso reemplaza la consulta con su médico. La gota es una enfermedad que debe de ser tratada por un especialista. Este artículo se ha elaborado en parte con información de la Clínica Mayo y Mercola


    Compartir esta publicación



    ← Publicación más antigua Publicación más reciente →


    • Gracias por la información,siempre es útil y aleccionadora

      Ángeles Ruescas en

    Dejar un comentario

    Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados