Qué son los probióticos de cuarta generación. Bromatech. Probióticos bromatech. Salud Medierránea herbolarios. Nutribiótica

Hablamos con Olalla Otero de NutriBiótica, distribuidores de los suplementos Bromatech, de venta en nuestros herbolarios Saluda Mediterránea, para aprender sobre la microbiota y los probióticos de IV generación. 

1- En palabras simples y que todos podamos entender ¿Qué es la microbiota?

La microbiota es el conjunto de microorganismos que habita en nuestro cuerpo y nos ayuda a mantener la salud. Estamos hablando de billones de microbios, bacterias, hongos, arqueas, protozoos y virus, que van a realizar funciones esenciales para nuestro organismo.

2- En vuestra página web escribís que la microbiota lo es todo y que es una pieza clave de la salud sistémica. ¿Por qué es tan importante?

Sobre todo conocemos la función de la fracción bacteriana de nuestra microbiota. Estas bacterias llevan a cabo acciones muy importantes: nos ayudan a digerir ciertos alimentos como la fibra fermentable, entrenan a nuestro sistema inmunitario, nos protegen de otros microorganismo patógenos y producen sustancias interesantes: vitaminas, neurotransmisores, butirato, etc. Es decir, si tenemos una microbiota en equilibrio o eubiosis, este conjunto de microorganismos van a cumplir con todas sus funciones y contribuyen a nuestra salud.

3- ¿Debería todo el mundo tomar suplementos para mejorar la microbiota?

Desgraciadamente, vivimos en un mundo que nos enferma, a nosotros y a nuestra microbiota. La falta de contacto con espacios verdes, la contaminación, una alimentación inadecuada a base de ultraprocesados, la disrupción de los ritmos circadianos, el estrés, etc. Todo esto tienen un impacto negativo en nuestra microbiota, por eso hoy en día son muchas las personas que necesitan modular su composición microbiana con suplementos. 

4- Actualmente casi todo el mundo sabe lo que es un probiótico, pero hay diferencias en los que se tomaban en los 80, y los que existen hoy en el mercado, los llamados probióticos de IV generación. ¿Cuál es la diferencia más importante entre un probiótico “básico” y uno de IV generación?

Un gran reto a la hora de formular suplementos con probióticos es que  los microorganismos lleguen viables (activos) allí donde tienen que hacer efecto, por ejemplo el colon. La IV generación tecnológica protege a los microorganismos probióticos con una doble capa y consiguen una gran viabilidad de las cepas, solventando las limitaciones de otras generaciones tecnológicas.

5- Cuando hablamos de microbiota se suele pensar primero en el sistema digestivo, pero ya sabemos que microbiota hay en todo el cuerpo. ¿Qué función del cuerpo se beneficia - quizás inesperadamente- de una microbiota saludable?

Existe el llamado eje microbiota-intestino-cerebro, aunque son órganos muy distantes, el intestino y el cerebro, están relacionados y la microbiota es protagonista en esta comunicación. De hecho, los psicobióticos, que son probióticos que modulan de forma específica el eje intestino-cerebro, están ganado interés en el abordaje de diferentes trastornos neuropsiquiátricos.   

6- ¿Qué podemos esperar de los probióticos en el futuro?

Los probióticos del futuro creo que serán todavía más específicos y podrán ser el complemento ideal para la "medicina de precisión". No todo el mundo necesita las mismas cepas, tenemos que desterrar esa idea de un único probiótico para todos los trastornos y para todo el mundo. 

7- ¿Crees que en algún momento las cepas probióticas serán tan conocidas como las diferentes vitaminas, de manera que sepamos que para las infecciones de orina por ejemplo se toman unas diferentes que para afecciones de la piel?

Cada día se conocen más utilidades de diferentes cepas y los profesionales de la salud están comenzando a interesarse por este campo. Confío en que en algún momento la microbioterapia, es decir, el uso terapéutico de los probióticos sea una realidad para todos los profesionales. 

8- ¿Cómo de receptiva es la medicina convencional al uso de cepas probióticas específicas para tratar diferentes problemas que no sean del sistema digestivo?

Poco a poco los profesionales de la salud se van actualizando y comienzan a conocer la implicación de la microbiota en diferentes trastornos extraintestinales. Pero aún no es una realidad el uso de probióticos en este sentido, por parte de toda la clase médica.   

9- Además de tomar un suplemento para mejorar la microbiota, ¿hay otras cosas que podamos hacer en nuestro estilo de vida para apoyar a nuestra microbiota?

Como comentaba, prácticamente todo lo que hacemos tiene un impacto en nuestra microbiota. La alimentación es una gran moduladora de su composición, si seguimos una alimentación prebiótica y antiinflamatoria vamos a cuidar mejor a nuestros microbios. También tiene una influencia positiva en nuestra microbiota el ejercicio moderado, y mejor si es en la naturaleza, el descanso o las interacciones sociales. 

10- ¿Hay pautas de toma de suplementos para la microbiota? ¿En ayunas, con la comida, antes de dormir…?

No hay una pauta única, hay que individualizar el tratamiento para cada persona y disbiosis (desequilibrio de la microbiota). Con respecto a cuándo tomarlos, los probióticos de IV generación suelen tomarse tras las comidas. 

11- ¿Cuáles son tus productos favoritos?

Los probióticos humanos y de IV generación de Bromatech, que distribuye Nutribiótica en España, se trata de formulaciones muy específicas y que son de gran utilidad en diferentes trastornos.  Una de mis cepas favoritas, porque existen muchos estudios sobre ella, es B. longum BB536 (que se encuentra en el Serobioma). BB536 ha demostrado un importante efecto inmunomodulador, es interesante en alergias, mejora la función de la barrera intestinal, es útil frente a ciertos patógenos o para mejorar el microambiente intestinal.  Para cuidar de la microbiota, además de aportar ciertas cepas probióticas, no podemos olvidarnos de otros micronutrientes como la vitamina D3 o el omega-3.  

Olalla Otero es doctora en biología por la Universidad de Vigo, y tiene un máster en seguridad alimentaria. Ha hecho investigación básica en biomarcadores, y desde hace 6 años es parte del equipo científico de Nutribiótica, donde se forma cada día sobre probióticos y microbiota.

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Más de 30 años nos avalan

En Salud Mediterránea creemos que la salud debe estar al alcance de todos

Salud Mediterránea es una empresa familiar de herbolarios. Tenemos tres tiendas en Madrid, y clientes en toda España y Europa.

La marca Árbol Verde de Salud Mediterránea está elaborada pensando en la calidad de los ingredientes, y en que cada producto tenga un precio final asequible. 

Trabajamos directamente con laboratorios en España, y compramos ingredientes de gran calidad. Además, todos nuestros productos Árbol Verde están registrados para su venta y consumo en la Unión Europea. 

Los productos Árbol Verde tienen un bajo precio porque nosotros somos los distribuidores, y limitamos los costes asociados a su venta y distribución, como la publicidad y el marketing. Invertimos en las partes que consideramos importantes, como la calidad de ingredientes y efectividad de nuestros productos. 

El resultado es un producto de calidad a un precio más bajo que otros. Árbol Verde es una marca en la que nuestros clientes confían, repiten y recomiendan, haciendo que Árbol Verde sea la marca más comprada en nuestras tiendas. 

Nuestros clientes son fieles a nuestros herbolarios y marcas, por nuestros buenos precios,  impecable servicio y profesionalidad.