Más
Carrito 0

Di Adiós a las Alergias Primaverales

Publicado por Olivia Blanco en

Las alergias primaverales son molestas para todos los que las sufren. Desde el picor en los ojos, el paladar y la nariz, hasta los dolores de cabeza y la fatiga.

Cambios en nuestro estilo de vida pueden ayudar a no pasarlo tan mal, ya que este tipo de alergias no son más que una reacción exagerada del cuerpo, con su consecuente secreción de histamina, que es la que provoca los síntomas.

Para prevenir:

- Vivir según las estaciones y siguiendo los ciclos biológicos, por ejemplo comiendo alimentos de temporada, durmiendo más en invierno y pasando mucho tiempo en la naturaleza y exponiéndote al sol de manera saludable para que tu cuerpo pueda procesar la Vitamina D.

- Tomar probióticos: Las alergias primaverales son reacciones exageradas de nuestro sistema inmunológico a organismos naturales. Si tu sistema inmunológico está fuerte, no necesitará reaccionar tan exageradamente ante ellos.

- Añadir oligoelementos: El manganeso, el azufre, el fósforo y el cobre ayudan con las reacciones alérgicas comunes como el picor y el lagrimeo. El magnesio ayuda a reducir la fatiga.

- Aumentar el consumo de Omega-3 (pescado, huevos, carne de pasto)

Para tratar:

- Para la alergia primaveral, el asma y las alergias alimentarias leves, es recomendable la perilla por tener un alto contenido en ácido rosmanírico, flavonoides y ácido alfa-linoléico, que tienen una acción antialérgica y antiinflamatoria.  

- Para el picor y la congestión, la quercitina- un flavonoide que controla la histamina- impide que los pulmones, fosas nasales y ojos se hinchen y evita el picor. 

- Para las alergias que causan dermatitis, el helicrisio, también llamado Sol de Oro, estimula la secreción interna de hidrocortisona, el antihistamínico natural. Se puede usar sobre la piel afectada y en los ojos, empapando un algodón y aplicando a los ojos cerrados.

- Los niños sufren mucho con las alergias, Mucosín de Jelly Kids, con jalea real, y vitaminas A y D, ayudan a descongestionar para que pueden respirar normalmente.

Esta información es de carácter orientativo y en ningún caso reemplaza la consulta con su médico. Algunas personas pueden sufrir anafilaxia, una reacción alérgica aguda que debe ser tratada por un facultativo. 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →