Cómo prevenir las infecciones íntimas

Publicado por Celia Valenciano en

A nuestros herbolarios vienen muchas mujeres preguntándonos sobre cómo mantener la parte íntima de su cuerpo saludable.
El problema más común es la candidiasis vaginal, lo que antes se llamaban simplemente "hongos". Aunque también hay otros problemas como la sequedad o infecciones bacterianas leves. 
Aunque hay diferentes causas para estos problemas íntimos los mismos hábitos saludables ayudan a prevenirlos todos.
  1. Higiene diaria en la zona con abundante agua. Puedes utilizar un jabón con un PH neutro, que no altera el estado de la mucosa vaginal cuyo PH es más ácido que el de la piel. Nunca utilices el gel de ducha, su PH es diferente al que necesitas para un correcto cuidado de tu zona íntima. Los desodorantes o colonias para la zona íntima no son productos recomendables, ya que pueden secar y provocar irritaciones. No uses tampoco manoplas o esponjas de ducha, que son focos de gérmenes y bacterias. Mejor utiliza tus manos limpias. El gel íntimo de Argital es recomendable. 
  2. Ten en el cuarto de baño una toalla de algodón, mejor orgánico, específica para el secado íntimo. Es mejor no utilizar la misma toalla de baño con la que secas el resto del cuerpo. 
  3. Después de mantener relaciones sexuales es recomendable orinar y/o ducharse para limpiar la zona íntima y reducir el riesgo de infección.
  4. Cuando vayas al baño, siempre utiliza la técnica del limpiado de delate a atrás, o utiliza un bidet. 
  5. Utiliza ropa interior de algodón 100%, si puedes mejor orgánico. Evita los tejidos artificiales donde pueden crecer bacterias más fácilmente, mal olor y no dejan transpirar bien, así como tangas. Además, es mejor lavar la ropa interior a mano con un jabón natural. Los jabones de BioBel (disponibles en nuestras tiendas físicas)
  6. Evita la ropa muy ajustada, suele generar sudor en la zona íntima y no permitir la transpiración, lo que puede provocar que proliferen bacterias por el exceso de humedad.
  7. Durante la menstruación es mejor utilizar compresas de algodón orgánico, o copa vaginal. Es importante cambiarse con frecuencia y, siempre que puedas, lavar y secar bien la zona. En caso de utilizar tampones, te recomendamos que esa frecuencia de cambiado sea mayor para evitar el estancamiento de sangre.
  8. Es muy recomendable que te hidrates bien a lo largo del día con agua mineral. Una buena hidratación favorece una buena lubricación de la zona íntima, lo que evita molestias.
  9. Si tienes sequedad vaginal hay varios alimentos que pueden ayudarte a combatirla como la  harina de coco, por su riqueza en magnesio y vitamina E, las nueces, excelentes fuentes naturales también de vitamina E y magnesio, las semillas de lino, por su riqueza en lignanos,  y la soja, por su alta concentración en isoflavonas. Otros alimentos a tener muy en cuenta: el yogurt natural y kéfir ecológicos, ricos en probióticos que nutren la microbiota vaginal, el jugo de arándanos, que evita el crecimiento de bacterias patógenas, el ajo, por sus cualidades antimicrobianas y antifúngicas, y las verdura de hoja verde, que tienen un alto contenido en agua lo que favorece la hidratación del organismo y tienen un efecto diurético.
  10. Por último hay que cuidar siempre la ingesta de azúcar- de todos tipos- sobre todo durante un episodio de candida, ya que los hongos se alimentan de azúcar y puede hacer que el problema se agrave.

Además, estos suplementos pueden ayudarte a prevenir los diferentes tipos de problemas.

Flora 9 de Árbol Verde: es un proboótico general con 9 cepas, pero está indicado también para la flora vaginal y puede ayudar a prevenir candidiasis e infecciones bacterianas leves.

ErgyPhilus Íntima de Laboratorios Nutergia, es un probiótico específico para la zona íntima. 

Espino Amarillo, Omega 7 de Árbol Verde: el omega 7 es un hidratante de mucosas, que puede ayudar a mantener hidratada la zona íntima de la mujer. 

Aunque en general no recomendamos cosméticos para la zona íntima, en caso de sequedad vaginal o molestias debido a esa sequedad- común durante la menopausia- puedes utilizar aceite de coco o de oliva, para lubricar e hidratar esa zona naturalmente. 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


2 comentarios

  • Bernardo, qué bien que te cuides y tengas un herbolario de confianza. – Salud Mediterránea.

    Olivia en
  • Me estoy metiendo poco a poco en el mundo de la herboristería y me está gustando. Cuidar tus dolencias de una forma tan natural y respetable es muy reconfortarle. Me apunto estos consejos tan útiles para cuando visite mi herboristería habitual https://eldruida.es/ ¡Gracias!

    Bernardo en

Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados