Cómo limpiar tu esterilla de yoga

Publicado por Olivia Blanco en

Si haces ejercicio en casa, o vas a un estudio de yoga, seguramente tienes una esterilla. ¿La has lavado alguna vez?

No voy a juzgarte si no lo has hecho nunca. Creo que es bastante más normal de lo que podamos pensar. Limpiarlas no es difícil, pero sí puede resultar algo confuso. 

Ahora que estoy haciendo ejercicio todos los días en casa, como te contaba en este post, limpiar la esterilla me parece muy importante. Principalmente porque no quiero poner mi cara en una esterilla sucia, pero también porque las esterillas pueden empezar a oler (tipo gimnasio sin ventilación), y ser resbaladizas, algo que es un problema si haces yoga. 

Te dejo 3 métodos de limpieza, para que tu decidas cuál es el que mejor te va a ti. 

1- Con un paño:  Puedes lavar tu esterilla con un paño utilizando una solución limpiadora para esterillas. Básicamente es vaporizar el spray sobre la esterilla, y utilizar un paño para frotar suavemente, especialmente en las zonas en las que pueda haber más sudor. Esto puedes hacerlo después de cada sesión de ejercicio o de yoga si sudas mucho, pero si tu práctica es más suave, puedes hacerlo una vez a la semana.

2- A mano: Utilizando un gel para limpiar vajillas suave- por ejemplo los de la marca Biobel- y agua fría o templada, puedes lavar tu esterilla con una esponja suave. Lo más difícil, quizás es encontrar el espacio para hacerlo. La bañera, puede darte el espacio para limpiarla con cuidado. Esto puedes hacerlo una vez por semana, o una vez al mes, según tu práctica. 

3- En la lavadora: Aunque no todas, muchas esterillas - incluso las que son de espuma- pueden lavarse en la lavadora. Para hacerlo te recomiendo que primero te asegures que tu esterilla puede meterse en la lavadora, lavarla sola, con un poco de vinagre blanco y agua fría o templada, nunca caliente. Para secarla, hazlo al aire. Esta forma de lavar tu esterilla es para una limpieza a fondo, hazlo cuando la esterilla lo necesite, o si ha empezado a oler mal.

Algunos consejos para el cuidado de tu esterilla:

- Si tu esterilla es de caucho, es mejor que no utilices limpiadores que contengan aceites esenciales, ya que podrían dañarla o hacerla resbaladiza.

- Si sudas mucho, o prefieres poder limpiar la esterilla a fondo a menudo, considera utilizar una toalla antideslizante para cubrir tu esterilla, y lavarla después de cada uso.  

- Siempre deja que la esterilla se seque completamente antes de enrollar y guardar. 

- No dejes la esterilla al sol, puesto que el sol puede decolorarla y/o dañar su estructura. 

- Si tu esterilla se ha vuelto resbaladiza, puedes limpiarla en la lavadora con vinagre como te explico arriba, o hacer un spray con una solución de 50/50 vinagre blanco y agua. Las esterillas se hacen resbaladizas por una acumulación de grasa y/o aceites debido a lociones y los nuestros propios, así que evita también ponerte hidratantes justo antes de tu práctica. 

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


2 comentarios

  • Hola María José. La mía también es de caucho! Puedes utilizar una solución 50/50 de agua y gel para vajillas (por ejemplo el de biobel). Mezclas bien, y limpias a mano con un trapo de algodón bien empapado. Luego la puedes aclarar con un paño mojado solo en agua, y dejarla secar tendida a la sombra, ya que el sol puede dañarla.

    Olivia en
  • Hola! Mi esterilla es de caucho natural. Ya comentas que al ser de caucho no es recomendable usar aceites esenciales. Cuál es el mejor método? Gracias

    María José en

Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados