Más
Carrito 0
Otonet Conos para oidos con propóleo - 2 Conos. Sangalli

Otonet Conos para oidos con propóleo - 2 Conos. Sangalli

Sangalli

  • €633


Conos con propóleo para e la limpieza de los oidos.

Origen: Italia

Presentación: 2 conos con anilla metálica y dispositivo de protección para la ceniza.

Modo de empleo: La limpieza del oído y prevención de la formación de tapones de cera mediante las llamadas velas o conos de oído es una práctica que se ha usado por muchas culturas a lo largo de la historia, y aún hoy bastante extendida en el mundo.

Es importante que se sigan las instrucciones de uso para prevenir quemaduras, y consultar a su médico antes de usarlo si se tiene cualquier patología en el oído (por ejemplo tímpano perforado) o se duda si se puede hacer. También recomendamos que no se usen estando solos, ya que es mucho más seguro y cómodo si se usa con otra persona presente que pueda vigilar mientras, por ejemplo para prevenir que se prenda el pelo o que esté bien colocado el cono. Haciéndolo bien es muy fácil de usar, pero que haya otra persona cuidando que se haga bien es mucho mejor.

Para usarlo os damos estas recomendaciones un poco más amplias que las del paquete:

1. Corta si es necesario el extremo más fino para ajustarlo a tu oreja, de forma que la abertura cubra el oído pudiendo entrar un poquito.

2. Lávate las manos (y la persona que te vaya a ayudar), además de pasar un pañito húmedo por la oreja para limpiarla.

3. Haz un pequeño masaje frotando el pabellón de la oreja por delante y por detrás para activar la circulación.

4. Ponle a la vela el disco de cartón para evitar que si cayeran cenizas te mancharan o prendieran.

5. Échate de lado con la oreja que vayas a limpiar hacia arriba y mete suavemente y con cuidado el extremo fino de la vela en el canal auditivo. No tiene que entrar casi nada, simplemente tiene que estar dirigida hacia en centro de tu cabeza y cubrir el agujero.

6. Que tu ayudante encienda el extremo superior de la vela. Te recomendamos que sujetes el cono en su sitio durante todo el proceso, con la mano por debajo del disco protector. Mientras se quema el ayudante vigilará que lo haga entera y que no caigan cenizas.

7. Deja que la vela se queme hasta el disco metálico. Cuando llegue ahí, que el ayudante la retire con cuidado y la apague en un tazón de agua o bajo un grifo.

8. Retira los residuos que hayan podido quedar de tu propia cera o de la vela en el exterior del canal auditivo, con cuidado de no introducirlos o empujarlos de nuevo dentro del orificio.

9. Repite el proceso en la otra oreja.

Ingredientes: Tela 100% algodón, cera de palma, parafina, cera de abeja, propóleo.

 


También recomendamos