Más
Carrito 0

Concentración para los últimos meses del año escolar

Publicado por Olivia Blanco en

Los últimos meses del año escolar son duros, tanto para niños como para adultos. La primavera con su buen tiempo y las ansias de las vacaciones de verano hacen que enfocarnos en los estudios o en el trabajo sea más difícil. Además estamos todos cansados, y  sin embargo es este el momento en el que pedimos que los niños que hagan más trabajo.

Nuestro estilo de vida puede ayudar a que niños y adolescentes mantengan la concentración en las horas de estudio y de escuela durante estos meses, y que el trabajo que hagan sea más eficiente durante esta época de exámenes y proyectos. 

Formas de concentrarse mejor

A dormir: Aunque las horas de luz sean más durante la primavera, es importante que los niños sigan yéndose a dormir a una hora apropiada. La Asociación Española de Pediatría recomienda que los niños de entre 3-5 años duerman entre 10-12 horas al día, los niños de entre 6 y 10 años, 10 horas diarias y los adolescentes entre 8 y 10 horas al día. Tener una rutina diaria- acostarse y levantarse a la misma hora más o menos todos los días- no ver la tele y pantallas digitales antes de dormir, así como cenar temprano es importante para mantener una buena higiene del sueño. 

Comer bien: Los niños necesitan alimentarse bien para poder crecer y desarrollarse, su cerebro también necesita el combustible adecuado para poder rendir al 100%, esto significa la ingesta de grasas saludables- carnes de calidad, pescado, aguacates, frutos secos etc- carbohidratos de calidad- cereales integrales, y verduras. 

0 Azúcar: Aunque a casi todos nos guste el dulce, y en momentos de presión y en los que necesitamos rendir más parece que el cuerpo lo pide, el azúcar añadido es el enemigo del cerebro que funciona correctamente. Hay estudios en los que se ha encontrado una relación entre el consumo excesivo del azúcar y la depresión, la falta de memoria y las dificultades de aprendizaje. Dar a los niños cereales de desayuno azucarados antes de entrar al cole, y chucherías o bollería industrial nada más salir es un error. Pan integral de verdad con aguacate, por ejemplo, o una manzana con crema de almendra es una opción mucho mejor tanto para su cuerpo como para su cerebro. 

Deporte y Ejercicio: Aunque en los últimos meses del curso parezca que lo mejor es hincar codos, es fundamental que niños y adolescentes pasen tiempo de ocio haciendo deporte. Hay estudios que indican que los niños que incluyen deporte en su vida diaria tienen más éxito académico, y cada vez se escucha más la recomendación de que los adultos se tomen descansos y se muevan- si es que trabajan sentados- para un mejor rendimiento. 

Suplementos: Siempre consultando con un facultativo, puedes dar a los niños y adolescentes suplementos que les ayuden tener el sistema inmunológico más fuerte, niveles de energía altos y los ácidos grasos óptimos para un buen funcionamiento de su cerebro. 

Mantener una rutina: Mucho más importante que el atracarse a estudiar antes de un examen es la rutina de estudiar cada día. Establece momentos de estudio y lectura, ofrece un lugar dedicado al estudio y ayuda a que los niños y jóvenes lo mantengan limpio y ordenado. Si aún no has hecho esto, o lo intentaste a principio de curso pero ha quedado olvidado, recuerda que nunca es tarde para empezar hábitos buenos. 

 

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →