Más
Carrito 0

10 Propósitos de Fin de Año (que sí se pueden conseguir)

Publicado por Olivia Blanco en

Los propósitos de fin de año, esas metas que a mediados de Enero nos hacen sentir como fracasados porque no pasó ni un mes y ya las hemos dejado de lado.

Por aquí preferimos proponernos cosas reales y que podamos conseguir, que nos hagan crecer personal y profesionalmente. Te damos algunas ideas para que tu también empieces y termines el año sintiéndote bien contigo mismo. 

1- Ayudar más: Ayudar a otras personas nos ayuda a ser más felices. Sentirse útil y ver cómo nuestro tiempo, talento o dinero ayudan a los demás es una sensación maravillosa. Aunque no tengas ni mucho tiempo, ni mucho dinero para dar, hay pequeñas formas de ayudar a los demás a diario: por ejemplo, llevar comida a una nueva mamá o a un amigo enfermo, visitar a tus mayores o llevarles a merendar, ayudar a alguien a cruzar la calle si ves que lo necesitan, o simplemente abrir la puerta, o sostenerla abierta, al que viene detrás. Si puedes hacerte voluntario de una causa que te interese, no lo dejes para el año que viene.

2- Comer más saludablemente: Nosotros llevamos una dieta muy saludable, pero siempre se puede mejorar. Tomar menos azúcar refinado y más grasas saludables está ya en nuestra lista. Si no sabes dónde empezar, aprende a leer las etiquetas de ingredientes de los productos que compras y cocina más en casa. No permitas que los alimentos procesados entren en tu casa.

3- Ser más activo: No por cuestión de adelgazar, si no porque tenemos un cuerpo sano y queremos mantenerlo de esta manera el máximo tiempo posible. Tomar las escaleras, ir en transporte público o dando un paseo, y hacer actividades el fin de semana que requieran movimiento- caminatas en vez de comilonas- son algunas de las formas de conseguirlo. 

4- Disfrutar más la vida: La vida es difícil para todos, sobre todo en algunos momentos, pero está en nuestra mano disfrutar aquellos momentos buenos y bonitos que la vida también nos brinda. Días en familia, amaneceres bonitos, el café de la mañana....

5- Cuidarnos más: Los que cuidamos de otros todos los días- padres, madres, adultos con padres enfermos etc- solemos pasar poco tiempo cuidándonos a nosotros mismos. Vete a pasear solo, date crema después de la ducha, ve a que te den un masaje o lee ese libro que llevas meses queriendo leer. Cuídate tu para poder cuidar a los demás.

6- Meditar: En vez de despertarte cada día y ver qué hay de nuevo en redes sociales, date 5 o 10 minutos para meditar sobre el día que te espera. Estos momentos de reflexión silenciosa pueden ayudarte a tener un mejor día. 

7- Pasar más tiempo con familia y amigos: Haz el tiempo con familia y amigos una prioridad. No te preocupes de si tienes la casa limpia o bien puesta, e invítalos a pasar un rato. No hace falta que hagas nada especial, aunque hacer cosas divertidas y diferentes juntos une. Cuando estés con los que quieres, aparca el móvil y presta atención. 

8- Viajar: Conocer ciudades nuevas y culturas diferentes nos abre los ojos. Lo mejor de todo es que no tienes que gastar mucho dinero ni irte muy lejos para hacerlo. Puedes visitar los museos de tu ciudad, ir a pueblos y ciudades cercanos, pero a los que nunca has ido, o leer sobre otros países y culturas. Si puedes viajar al extranjero, hazlo con los ojos y la mente abierta a las diferentes costumbres, come sus comidas, y participa de sus actividades culturales, así aprenderás de ellos. 

9- Ser más respetuoso con el medio ambiente: Seguramente ya reciclas, comes comida bio y te estás interesando por la cosmética natural. ¿Qué más puedes hacer para respetar el medio ambiente? Comer alimentos locales y de temporada, usar plantas nativas en tu jardín o terraza, comer menos carne y pescado son algunas de las que se nos ocurren. 

10- Ser más organizado: Esta propuesta es la de todos los años, ¿no? Debe de estar ahí con la de adelgazar un par de kilos. Si no eres naturalmente ordenado, es un trabajo constante. Pero si te lo tomas como un hábito diario es posible hacerlo. Empieza  deshaciéndote de lo que no utilizas (vende o dona lo que puedas) y quitándote la costumbre de comprar cosas que no necesitas. Luego dale un lugar a cada cosa. Poco a poco y sin agobios, verás tu casa y tu vida más ordenadas. 

¿Qué te has propuesto este año?


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados